Los inicios de la Agrupación Musical de Guardamar, están relacionados con la festividad de San Jaime, ya que como indica Juan de Dios Aguilar Gómez en su Historia de la Música en la Provincia de Alicante, el origen de las bandas de Música hay que buscarlos en la necesidad de atender a las fiestas y un recurso para dar contenido a la vida rural 1.

La primera vez que la Banda de Música de Guardamar aparece en la documentación es en 1895, cuando es contratada por el Ayuntamiento para que actúe en las fiestas de San Jaime: “siendo costumbre que la Banda de esta localidad toque en el día de la función y varios domingos anteriores y posteriores se estaban en el caso de contratar la expresada banda. Enterados los señores concurrentes y presentes en este acto el director Don Ricardo Alarcón por unanimidad y en votación ordinaria se acordaron que desde luego toque la Música en el paseo público en la fiesta del patrono San Jaime y en los domingos anteriores y posteriores de costumbre asignándole por los trabajos de dicha Banda de Música 200 Ptas. Que se pagarán en la dotación consignada para las fiestas de San Jaime” 2.

     Ricardo Alarcón y Vinuesa era en ese momento, además de director de la Banda, oficial de secretaría, y anteriormente había sido secretario de Ayuntamiento.Probablemente, la Banda de Música de la localidad se creó animada por la fundación de otras bandas en otros pueblos de los alrededores, algunas de las cuales fueron contratadas para tocar en Guardamar durante las fiestas. Así, en 1873 se contrata la banda que dirige Don Antonio Bernabé para actuar en las fiestas de San Jaime, aunque no nos indica a que localidad pertenece3, y en 1877 a otra agrupación musical, pero tampoco sabemos a qué pueblo pertenece4. Sí sabemos que la Banda de Almoradí, dirigida por Manuel Mellado Soto, es contratada al año siguiente, para tocar en la víspera y en el día del patrono5, y en 1883 se contrata a la Banda de Callosa, dirigida por José Estañ Manresa para actuar en las fiestas patronales, y en los festejos celebrados con motivo de la inauguración del reloj público y la torre campanario, que duraron cuatro días6.

De los años posteriores no se dice nada sobre la actuación de la Banda, aunque hemos de suponer que seguiría participando en las fiestas; excepto en el año 1898, cuando el ayuntamiento decide celebrar sólo una misa durante esta festividad de patrón debido a la guerra de Cuba y Filipinas7. Al año siguiente, 1899 sólo se celebró la función religiosa por falta de medios.

La siguiente aparición de la Banda de Música que tenemos documentada es en la fiesta del árbol del año 1903, en plena repoblación de las dunas. Prueba de ello es la fotografía que se conserva de este acto.

También existen fotografías de la actuación de la banda en otros actos relacionados con la repoblación. En estos años, la Banda ensayaba en un local que, según Gómez Blasco y Felío Zaragoza, se ubicaba en la propia iglesia, “aunque pueda sorprender a extraños, aquí resulta de lo más natural, porque de siempre en tierra valenciana se solemnizaban las fiestas con música, desafiando las normativas eclesiásticas de la época que propugnaban el uso exclusivo y excluyente del órgano y el canto llano8.”

No encontramos más datos en las fuentes documentales hasta el año 1923, aunque ello no significa que la banda no siguiera actuando, sólo que no se indica en los documentos. Así, mientras que en los libros de actas de finales del s. XIX el ayuntamiento acuerda los actos que se van a realizar durante las fiestas y a que predicadores van a contratar; estos datos no aparecen en los diarios de gastos, en los que aparece el dinero presupuestado para las fiestas, pero sin especificar cuales son esos gastos concretos. Será a partir de los años veinte, cuando las noticias sobre la Banda de Música que aparecen en la documentación municipal sean más frecuentes, y cuando el Ayuntamiento apoye económicamente a la agrupación.

En enero de 1923, Guardamar recibe la visita del Rey Alfonso XIII. Entre los distintos actos que se organizan para recibirlo, está la contratación de la Banda de Música para que amenice la visita 9. Al año siguiente, vuelve a actuar en la fiesta del árbol, bajo la dirección de Ricardo García Rastoll 10. El director cobró por esta actuación 25 pesetas. Según los datos que aparecen en el acta de clasificación y declaración de soldados de 1901, Ricardo García Rastoll era hijo de Francisco y Alfonsa, y nació en Guardamar el 11 de Noviembre de 1881, era barbero y sabía leer y escribir 11. Este último dato, nos indica que Ricardo García era un hombre con educación, en un momento en que la mayoría de la población era analfabeta, por lo que estaría capacitado para hacerse cargo de la dirección de la banda.

En el Programa de Fiestas en honor a San Jaime del año 1926, vemos como la Banda de Música juega un papel importante en los festejos, actuando los tres días que duran las fiestas, en las dianas, en las capeas que se celebran en la plaza de la Constitución y en las procesiones. Además se contrata la Banda de Música para dar conciertos todos los jueves, domingos y festivos del mes de agosto en la playa y en la plaza de la Constitución, para animar así a los vecinos y los veraneantes que ya en tan tempranas fechas había en el municipio 12.

        En el año 1927, las actuaciones de la banda son más numerosas. No sólo actúa durante las fiestas de San Jaime, sino también en las procesiones de Semana Santa 13, y en diciembre es contratada para dar el recibimiento al Ministro de Fomento, Conde de Guadalhorca, que venía a Guardamar a visitar las Dunas: “se le tribute un grandioso recibimiento a dicho insigne hombre público, invitando a las autoridades locales para ello, al igual que al vecindario en general, recabando la asistencia de la Banda de Música, y que se solicite del Señor Ministro autorización para poder construir edificios en las Dunas que el Estado tiene en este vecindario por que ello sería de grandes beneficios para esta comarca”. 14

        En 1928, tenemos constancia de la actuación de la Banda de Música en las procesiones de Semana Santa y durante las fiestas de verano. Por estas actuaciones, se paga al director, que seguía siendo Ricardo García, 197 pesetas por la primera, y 600 pesetas por la segunda, que es “la consignación acordada para la Banda de Música” 15. Pero un hecho más importante, sería la decisión tomada por el Ayuntamiento, en sesión de 7 de Diciembre, de crear una plaza de director de la Banda Municipal, mancomunada con la plaza de oficial de secretaría: “se acuerda por unanimidad el crear una plaza de Director de la Banda Municipal con un sueldo de 1.340 pesetas anuales, cuyo cargo será mancomunado con el de oficial de secretaría, percibiendo el sueldo que se consigna en presupuesto para ese último cargo, siendo condición primera e indispensable que conozca la composición musical y que toque el piano a primera vista, por lo que serán sometidos a las pruebas necesarias los visitantes. Como queda dicho los dos cargos de oficial de secretaría y director de la Banda, quedarán reducidos en uno solo y percibirá como único sueldo el de 1.340 ptas.” 16.

Hay que indicar que, por primera vez en la documentación se hace referencia a la Banda, con el adjetivo de Municipal, ya que antes se la nombraba únicamente como Banda de Música. Además del sueldo para el director, el Ayuntamiento pagaba a la banda 600 pesetas como subvención para los conciertos que celebraba en la playa durante los meses de julio y agosto, aparte de lo que seguía cobrando por las procesiones de Semana Santa. 17

        Al parecer, no hubo muchos candidatos a esa plaza, ya que en 1929 sigue estando como director Ricardo García 18, por lo que el Ayuntamiento decidió al año siguiente aumentar el sueldo del director de la Banda y el oficial de secretaría, “se expone por el señor presidente que con el fin de dotar de un buen director a la banda de esta villa, para que progresivamente vaya prosperando y llegue a constituirse en entidad municipal digna de lo que esta población merece, por el incremento de prosperidad que va adquiriendo de año en año esta villa. Los señores presentes por unanimidad acuerdan: De conformidad con el acuerdo tomado por esta Corporación Municipal, en reunión extraordinaria del día 7 de diciembre del año último, en que se fusionan los cargos de primer oficial de secretaría y Director de la Banda en uno sólo, aumentan el sueldo de dicho empleado con el haber total anual de 2.500 pesetas y que se participe este acuerdo a la Junta Calificadora, solicitando sea cubierta esta plaza por concurso de oposición, cuyos aspirantes deberán reunir las condiciones de saber o conocer la composición musical, armonía y tocar el piano a primera vista, así como conocer la administración municipal y contabilidad por partida doble”. 19

         Como se indica en el texto, a finales de los años veinte y principios de los treinta, se vive en Guardamar un momento de auge y prosperidad, como lo demuestran las importantes obras que se están llevando a cabo en estos momentos: la ampliación urbanística, instalación de la luz eléctrica y del teléfono, construcción del grupo escolar, de la plaza de abastos y fuentes, etc.  Entre las obras que se proyectan está la construcción de un templete para la música en la plaza Bermúdez de Castro (actual plaza de la Constitución), lo que demuestra el interés que tenía el Ayuntamiento por apoyar a la Banda de Música y de crear un lugar adecuado para que se celebraran los conciertos de verano, que como hemos visto anteriormente, se venía celebrando desde hacía años. Lamentablemente, la falta de fondos obligó a suspender la obra del templete, “ por no ser de necesidad perentoria y hay otras que necesitan más dinero” 20.

        Hay que destacar que en el año 1929 son varias las bandas de música de otras localidades que vienen a Guardamar para actuar en conciertos o en procesiones. Así, la banda de música que dirige Francisco Amat Santos es contratada para tocar en la procesión del Corpus por 25 ptas.; Y las bandas de Bigastro, que dará un concierto el 21 de julio, y Rojales, dirigida por José Calvo, que dió varios conciertos en la playa. La primera cobró por ello 125 ptas., Y la segunda 350 pesetas 21

        Al año siguiente, la Banda de Música sigue con las actuaciones que venía realizando, a saber, las procesiones de Semana Santa, las fiestas de San Jaime y los conciertos en la playa durante los meses de verano. Por estas actuaciones, la Banda cobra 169’50 ptas., Tal como se indica en el Libro Mayor. Por esta fuente, sabemos que la Banda de Música lleva el nombre de Sociedad Musical “Unión y Paz”. 22 Sin embargo, el dinero que ganaba la banda por sus actuaciones no sería suficiente, y el Ayuntamiento aprueba una subvención a esta agrupación con 1.250 pesetas anuales. La guerra civil obligó a la disolución de la Banda de Música, y habrá que esperar hasta el año 1940, cuando la Banda, apoyada por el Ayuntamiento, vuelve a organizarse e inicie una trayectoria ascendente.

            De este modo, en 1940, para apoyar la reorganización de la Banda, el Ayuntamiento compra varios instrumentos, por un valor total de 267 pesetas y 60 céntimos, y le concede una gratificación por su actuación en la Semana Santa de 157 pesetas. En junio, se nombra como director interino de la Banda a Emilio Asensio Rodríguez, que venía ejerciendo este cargo desde abril, con un sueldo anual de 2.500 pesetas. Sin embargo, este director no debió ser de la satisfacción del Ayuntamiento, ya que el 15 de septiembre de ese año, se vuelve a nombrar como director interino nuevamente a Ricardo García Rastoll. 24

        El tío Ricardo duró un año como director, ya que no podía realizar este cargo por no pertenecer al cuerpo de empleados de la Administración local: “la Gestora Municipal acuerda dejar sin efecto el nombramiento de director interino de la Banda Municipal a favor de Ricardo García Rastoll, por no pertenecer al Cuerpo de empleados de Administración Local, ya que no figura incluido en el escalafón de directores de Bandas de Música, y en su sustitución se nombra con el mismo carácter de interino de esta Banda de Guardamar a Don Francisco González Cuadrado 25. Este director, músico militar de Cartagena, se encargará de la Banda de Guardamar hasta su disolución en el año 1949. De este modo, nos encontramos a la Banda plenamente consolidada: con una subvención del Ayuntamiento para su mantenimiento, con un director profesional y actuando de forma regular en las fiestas del pueblo y de otros lugares. Así, en el presupuesto del año 1942, vemos que se destina, como sueldo del director, 4.000 pesetas, por dirección y enseñanza de aspirantes, y para gastos de mantenimiento de la Banda, 2.000 pesetas.

      Al año siguiente se añade a esta asignación 333’33 pesetas, para paga extra aguilando del director 26. En estos años, la Banda ensayaba en el local “El Centro”, ubicado en la actual calle del País Valenciano. El encargado del bar en ese centro, era el “tío Nano”, uno de los músicos más antiguos de Guardamar.En el programa de las fiestas de San Jaime de 1944 vemos el papel que juega la banda en ellas: actúa en los pasa calles, en las corridas de toros, y se le contratada para dar conciertos en la Glorieta durante los domingos y festivos del verano. 27

      Apartir del año 1949, el maestro Cuadrado deja de dirigir la Banda de Guardamar, que continuará actuando esporádicamente hasta finales de los años cincuenta y principios de los sesenta. Durante esta época hubo otros directores de forma muy esporádica, ya que en estos años surgen diversas orquestas (entre ellas la GUMAR, y antes LUNA), las cuales se surten de músicos de la Banda (a ellos pertenecía José Zaragoza, Tano, Juan Aldeguer, Antonio Ortiz, entre otros), y esta, únicamente se reúne de forma puntual para determinadas actuaciones, como las salidas que hace a las procesiones de Semana Santa en Cartagena. Cada vez que la Banda de Guardamar iba a Cartagena, era recibida por el Maestro Cuadrado, que siguió ligado a la banda a través de su hijo, que en ocasiones acudía a este municipio para ensayar la banda. Tras una década sin música, es a principios de los años 70, cuando Manuel Ortiz, que tocaba el requinto y Julián Martí (el Confitero), que tocaba el trombón, comienzan a dar clases de solfeo en la escuela municipal, en el Ayuntamiento viejo, lo que hoy es el Hogar del Pensionista,

        Pero no sería hasta el año 1977, siendo alcalde Francisco García Viudes y José Zaragoza concejal, cuando este último reuniese a un grupo de antiguos músicos y formasen de nuevo lo que hoy es la Agrupación Musical,. Entonces se hizo cargo de la banda José Rodríguez Bernabé (Pepito el de Dolores), que cobraba 15.000 pesetas, y se daban las clases en las escuelas municipales de la calle Colón. Estaría al cargo de la Banda los siguientes 3 o 4 años.

            En aquella época había muy pocos instrumentos, y José Zaragoza se dirigió al Ayuntamiento a recabar la ayuda del Alcalde, que era Manuel Senent (el Señoret), para poder comprar unos instrumentos con lo que iniciar la andadura de la Banda, y el Alcalde le da 400.000 pesetas para la compra de un trombón, un fliscorno, una flauta, varios clarinetes, una trompeta, una caja, etc., Y fue con estos instrumentos cuando por primera vez el Domingo de Ramos, en la procesión de las palmas, sale la Agrupación Musical a la calle.

        Después de la época de Pepito, José Zaragoza que era el Presidente de Agrupación Musical, junto con otros músicos, entre ellos, Manuel Maciá y Antonio Palomar, se acercan a Rojales para dialogar con el director Ventura Cartagena, pero este no se muestra dispuesto a abandonar entonces la banda que dirige y con las mismas se acercan a Almoradí, en esta ocasión les acompaña Pepito Aldeguer (El Monteria), para ver si Antonio Carrillo, que entonces dirigía la banda de Almoradí, les podía recomendar a algún músico aventajado que pudiera hacerse cargo de la Banda de Guardamar, y Carrillo se compromete a buscar director.

        La siguiente reunión se produce en el Casino de Guardamar entre Carrillo y Pepe Zaragoza, acompañado por otros, y Carrillo deja entrever su predisposición a hacerse cargo de la Banda él mismo. En esta reunión no se toma acuerdo alguno, principalmente por motivos económicos, ya que Carrillo pide una cantidad que José Zaragoza no se atreve a aceptar en ese momento. Posteriormente y con una subvención del Ayuntamiento José Zaragoza ofrece a Antonio Carrillo 60.000 pesetas y 40.000 para el profesor de metal y este finalmente acepta venir a dirigir la escuela y la banda de Guardamar.

         En estos años el local de ensayo estaba situado en los bajos del Ayuntamiento nuevo. Cuando José Zaragoza reorganiza la banda a finales de los 70, Manuel Gómez Aldeguer, que aprendió solfeo y a tocar el fliscorno con el Maestro Cuadrado (aunque no llegó a salir en la banda, y posteriormente vendió su instrumento a esta) colaboró intensamente dando clases de solfeo, como buenamente sabe, a los educandos ayudando a Carrillo y al profesor de metal que había, estando así unos años hasta que cesa Carrillo a finales del año 1987. Manuel Gómez hizo su labor con muy buena voluntad, no faltó un solo día y sabía ganarse la simpatía y el cariño de los chavales, y enseñó a tocar el instrumento a varios de ellos que además acudían a su casa. Trasmitía su entusiasmo a los chicos y les daba muchos ánimos.

        Tras el cese de Carrillo como director de la Agrupación, José Zaragoza Rebollo y Vicente Rodríguez Lorenzo, que eran Presidente y Vicepresidente en aquellos momentos, se desplazan hasta San Miguel de Salinas para contactar con José Navarro Rosell, , no para contratarlo sino para ver si conocía a alguien que se pudiese hacer cargo de la dirección de la Banda de Guardamar.De aquella reunión sale e nombre de Javier Álvaro Corell, músico militar destinado en aquel momento en la Academia General del Aire de San Javier. Este se hace cargo de la Agrupación Musical hasta que por motivos laborales cesa en el año 1988.

En es Agosto de este mismo año cuando, según consta en el libro de actas de la propia Agrupación, José Zaragoza Rebollo deja la presidencia de la Banda, asumiendo la misma Vicente Rodríguez Lorenzo, que hasta ese momento desempeñaba la vicepresidencia, continuando hoy en la actualidad al frente de la presidencia de la citada Agrupación Musical de Guardamar del Segura.

Tras la marcha de Javier Álvaro, se hace cargo de la Dirección de la banda Bernardo Pérez Pellicer (también músico militar) que hasta ese momento desempeñaba la labor de profesor de metal, y es con este con el que la Agrupación Musical alcanza su mejor momento, participando en diversos certámenes, tanto provinciales como regionales, obteniendo importantes premios y galardones. Este último deja la dirección de la Banda en el año 1992.

Después de Bernardo se hace cargo de la Banda Santiago Durá Mascarell (igualmente músico militar) que la dirige hasta 1993. Tras la marcha de Santiago, se le encarga la dirección de la banda a Julián Gallego Calvo, Subdirector Músico en la reserva y autor del pasodoble “Carmen la Ñora” (compuesto en memoria de Carmen Aldeguer, quien durante muchos años estuvo muy vinculada a las fiestas de Guardamar y concretamente a la comparsa LAS MOSQUETERAS), hasta que deja el puesto a finales de 1997, fecha en la que se hace cargo de la banda D. Antonio Trives González, el cual con gran esfuerzo y tesón intenta reavivar el espíritu de los músicos , hasta que en 2001 deja su puesto a J. Antonio Pastor.  

Después de Jose Antonio Pastor Ruiz y tras un periodo de actuar como director interino, es en diciembre de 2016 cuando D. Antonio J. Pujol Pastor se hace cargo de la dirección de la Banda de Música hasta la actualidad.

—– NOTAS —–

 01.- AGUILAR GOMEZ, Juan de Dios, Historia de la Música en la Provincia de Alicante. Instituto de Estudios Alicantinos, Diputación Provincial de Alicante, 2ª Ed. 1983, pag. 157. 02.- A(rchivo) M(unicipal) de G(uardamar), actas, legajo 22/2, p. 49-50.03.- HN, Libro diario de Intervención 1873-74, legajo 19 24.04.- AMG, Libro diario de Intervención 1877 1878, leg. 24 2.05.- AMG, Libro diario de Intervención 1878 -1879, leg. 24/4.06.- AMG, Libro diario de Intervención 1883-84, legajo 24/22 y Libro de Actas, leg. 21/1.07.- “Vista la situación turística por la que atraviesa la Nación con motivo de la Guerra y muy especialmente en esta localidad que han perecido en ella varios de los soldados destinados a Cuba y Filipinas, ignorándose el paradero de los destinados a la Escuadra de Cervera, por unanimidad se acordó suspender toda clase de festejos y celebrar únicamente la función religiosa encargando el desempeño del panegírico al orador sagrado don Francisco Hernández Lucas, canónigo de la Colegiata de Alicante e hijo natural de este pueblo” AHN, Actas 1898, legajo 22/5, Acta del 17 de Julio de 1898, ff. 67v -69.08.- GOMEZ BLASCO, José Vicente y FELIO ZARAGOZA, Pedro L.., La Iglesia Parroquial de San jaime. Guardamar del Segura, Ayuntamiento de Guardamar.09.- AMG, Actas del Ayuntamiento, legajo 23/4, acta del día 28 de Enero de 1923.10.- AMG, Cuentas Municipales del ejercicio económico de 1923-24 y 5º trimestre especial, legajo 35/18.11.- AMG, Actas del Ayuntamiento 1901, legajo 23/4, pag. 25v.12.- AMG, Programa de Fiestas en honor a Santiago Apóstol 1926, Signatura 251/1.13.- AMG, Actas de la Comisión Permanente, leg. 28/7, sesión de 9 de abril de 1927.14.- AMG, ídem, sesión del 3 de diciembre de 1927, pag. 29v – 30.15.- AMG, Libro de diario de gastos de 1928, leg, 37/7, pag. 19 y 33.16.- AMG, Libro de actas, legajo 28/9, sesión del 7 de diciembre de 1928, pag. 67v – 69.17.- AMG, Presupuesto Municipal ordinario de 1929, leg. 38/2.18.- AMG, Libro diario de gastos de 1929, leg. 38/9, se le paga al director Ricardo García 75 pesetas por actuar en Semana Santa.19.- AMG, ídem, sesión del 28 de junio de 1929, pag. 86 – 86v.20.- AMG, Actas de la Comisión Permanente, leg. 28/7, sesión del 10 y 24 de marzo de 1928, y del 29 de junio de 1929.21.- AMG, Libro diario de gastos 1929, leg. 38/922.- AMG, Libro Mayor, leg. 28/1423.- AMG, Actas del Pleno, signatura 201/1, sesión extraordinaria del 13 de septiembre de 1939, pag. 23 -24v.24.- AMG, Actas del Ayuntamiento, leg. 28/10, sesión del 1 y 15 de mayo, 1 de junio, y 15 de diciembre de 1940.25.- AMG, ídem, sesión del 15 de noviembre de 1941, pag. 167v – 169.26.- AMG, ídem, acta 25 de noviembre de 1941, pag. 169 -172, y acta de 1 de octubre de 1942, pag. 191v – 196.27.- AMG, Programa de Fiestas a su patrón Santiago Apóstol y a la Virgen del Rosario de 1944, sign. 251/2.